logo

Brand Design for the Santimamiñe Virtual Cave

Logotipo para la cueva virtual de Santimamiñe

The cave of Santimamiñe has been a point of reference in our area for most of the past century. For decades, successive generations of Biscayans have been able to explore its galleries and look at its rock paintings and carvings.

Now, after 90 years of visits, the cave, which is a real geological, artistic and archaeological treasure, needs a great deal of cleaning and conservation work. With a new presentation, partly physical and partly virtual, the public that will have the opportunity to get to know and enjoy the complex in a sustainable and responsible way.

El Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Vizcaya pretende acercar la información cultural a toda la ciudadanía. Su labor está enfocada principalmente a la conservación, puesta en valor y difusión del patrimonio cultural.
Situación y reto
La cueva de Santimamiñe, declarada patrimonio de la Humanidad sufría alteraciones en su interior provocadas por la visita de cerca de un millón de personas desde su apertura al público en 1916, por lo que se hizo necesario cierre en 1997 para salvaguardar su patrimonio. Sin embargo el cierre impedía la difusión y promoción de la cueva y afectaba a la oferta cultural de la comarca de Urdaibai.

Solución
Virtualware ha materializado virtualmente los 350 metros de la cueva original repartidos en 10 salas conectadas con un altísimo nivel de detalle, una precisión absoluta, y un mínimo margen de error de 5cm en todo el recorrido.
La recreación virtual se visualiza en una completa instalación de dispositivos visuales y sonoros en una pantalla estereoscópica de 3,5 metros de anchura y 2,5 metros de altura, ubicada en la ermita de San Mamés, (a pie de la cueva real) donde los visitantes provistos de unas gafas 3D, acceden a la cueva virtual.

Resultados
El número de visitas a la cueva durante sólo las dos primeras semanas desde su inauguración alcanzó las 2.500 personas. El balance desde su apertura en marzo de 2008, ha sido muy positivo, siendo la propia cueva virtual el factor más valorado por los visitantes, alcanzando más de 21.000 visitas durante un periodo de 20 meses.